Año 17. Nº 2


CONTRIBUCIÓN AL CONOCIMIENTO DE LA FLORA VASCULAR DE LA CUENCA ALTOANDINA DEL RIO COPÍAPO:
VALLES DE LOS RÍOS NEVADO, LA GALLINA Y QUEBRADA SECA, REGIÓN DE ATACAMA, CHILE.

Contribution on the vascular flora of high andean Copiapo river basin, rivers of high andean
rivers
Nevado, La Gallina and Quebrada Seca, Región de Atacama, Chile.

 

Sandra Marambio1, María Paz Cárdenas1, Jessica Barría1 & Héctor Jiménez1.

1Cedrem Consultores, Padre Mariano 82, of. 1003, Providencia, Chile.

 

RESUMEN

En esta contribución se da a conocer la flora vascular de las cuencas de los ríos Nevado, La Gallina y Quebrada Seca; integrantes de la cuenca superior del río Copiapó. Se analizan las características particulares de la flora, principalmente la distribución geográfica y el estado de conservación de las especies. Se reporta que en el área existen al menos 103 especies, seis endémicas de Chile, de las que tres son, además, endémicas de la Región de Atacama; 92 han sido incluidas en alguna categoría de conservación, seis en algún nivel de amenaza. Cuatro especies, presumiblemente extintas en la Región de Atacama, fueron registradas en este trabajo: Chenopodium philippianum, Jaborosa squarrosa, Oriastrum revolutum y Petroravenia werdermannii. Finalmente, Poa brevis (Poaceae) se da a conocer por primera vez para Chile y el límite norte de distribución de Downingia pusilla (Campanulaceae) se extiende dentro del país.

Palabras clave: Flora de Chile, flora de la región de Atacama, endemismo nacional, endemismo regional, categorías de conservación, Poa brevis, Downingia pusilla.

 

ABSTRACT

In this contribution we describe the floristic list recognized on field at the basins of the rivers Nevado, La Gallina and Quebrada Seca, which are part of the upper basin of the Copiapo river, where the particular characteristics of the flora were analyzed primarily about geographic distribution and conservation status. 103 species were registered in this area. Six endemic species were detected at the basin, four national and three regional. 92 species were under conservation status, six of which are threat level. Four species, presumably extinct for the Atacama region, were detected on field: Chenopodium philippianum, Jaborosa squarrosa, Oriastrum revolutum y Petroravenia werdermannii. Poa brevis was detected in Chile for the first time and the northern distribution of Downingia pusilla is extended within the country.

Key words: Flora of Chile, flora of the Atacama region, national endemism, regional endemism, conservation status, Poa brevis, Downingia pusilla.

 


INTRODUCCIÓN

 

La flora de la Región de Atacama había sido históricamente poco estudiada, razón por la que se realizaron los esfuerzos que dieron origen al “Libro Rojo de la Región de Atacama y estrategias para su conservación”; como resultado de ese proyecto y publicación se logró conocer más del 80% de la composición florística de dos tercios de la Región, quedando aún un 10% en que se conocía menos del 40% (Squeo et al. 2008a).

De acuerdo con Letelier et al. (2008), la flora de la Región de Atacama comprende 1099 especies, de las que 980 son nativas y 119 exóticas naturalizadas, las que se distribuyen en 325 géneros y 104 familias. De las especies nativas, 532 son endémicas de Chile y casi el 70% de ellas (366), endémicas de la Región de Atacama.

En cuanto a la vegetación del área del estudio, Gajardo (1994) la incluye en la región fitoecológica de la Estepa Altoandina, sub-región de los Andes Mediterráneos, donde define el área con base en el predominio de las precipitaciones invernales, la presencia de un relieve abrupto, muy montañoso, y la presencia de un tipo de vegetación con la fisonomía de un desierto de altura. El área explorada en este trabajo corresponde específicamente a la formación vegetal de la Estepa Altoandina de Coquimbo (o de Doña Ana), formación que se extiende entre el centro-sur de la Región de Atacama, y el norte de la de Coquimbo. Las asociaciones propuestas para el área corresponden a Pappostipa chrysophylla (como Stipa chrysophylla) - Adesmia echinus (como A. gayana), donde las especies representativas son las aludidas, y aparecen como acompañantes, Adesmia aegiceras (como A. remyana), Cistanthe picta (Calandrinia picta), Oriastrum acerosum (como Chaetanthera acerosa) y Viola montagnei.

Por su parte, Luebert & Pliscoff (2006) describen dos pisos de vegetación para esta área: el del Matorral bajo tropical-mediterráneo andino de Adesmia hystrix y Ephedra breana, y el del Matorral bajo tropical mediterráneo andino de Adesmia subterranea y Adesmia echinus. El primero se caracteriza por ser un matorral espinoso, xeromórfico, con coberturas que pueden llegar a superar el 40% y crece en las laderas medias andinas de las regiones de Atacama y Coquimbo, entre los 2700 y 4000 m de altitud. El segundo, corresponde a un matorral bajo, abierto, dominado por arbustos espinosos que crecen formando placas duras apegadas al suelo con especies de cojín y champas de gramíneas.

En el marco de la realización del estudio de impacto ambiental de la optimización del proyecto minero de explotación de oro y cobre Cerro Casale, Cedrem Consultores, mandatada por Compañía Minera Casale y MWH Chile, llevó a cabo muestreos exhaustivos en la alta cordillera de la Región de Atacama entre los años 2009 y 2011 producto de ellos se caracterizó la flora vascular de la alta cordillera, ampliando el conocimiento que se tenía de manera previa.

El objetivo de esta publicación es contribuir al conocimiento de la flora de la alta cordillera andina de la Región de Atacama, específicamente de las cuencas de los ríos Nevado, La Gallina y Quebrada Seca; afluentes del río Jorquera, que alimenta a su vez al río Copiapó.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

 

Área de estudio

El área de estudio abarca aproximadamente 39627 ha y se ubica en la parte alta de la cordillera de los Andes de la Región de Atacama, en las inmediaciones del proyecto minero Cerro Casale. Esta zona es montañosa y abarca la cuenca de las quebradas de los ríos Nevado, La Gallina y Quebrada Seca, encontrándose a una altitud que va desde los 3120 a los 5855 m de altitud aproximadamente (Figura 1).

 

Toma de datos

Se llevaron a cabo 10 campañas en terreno entre el otoño del año 2009 y la primavera del año 2010. Se analizaron 362 puntos de muestreo, algunos fueron replicados en diferentes campañas y otros tuvieron una única campaña, el número acumulado de puntos de observación fue de 593.

Cada punto se recorrió completamente, la mayoría de los taxa se determinó en terreno; se hizo, además, una colección de muestras asociadas a fotografías y a un código de herbario para corroborar aquellas identificaciones de terreno que merecían dudas. Las determinaciones en gabinete estuvieron a cargo de los botánicos J. Macaya-Berti , S.Teillier y A. Flores. También se consultó la colección del herbario de la Universidad de Concepción. La colección de muestras se conserva como un herbario de uso interno de Cedrem Consultores y está disponible para consultas.

La  nomenclatura sigue fuentes como el índice internacional de nombres de plantas (IPNI, 2004), el catálogo de la flora vascular de Chile (Marticorena & Quezada, 1985) y sus actualizaciones posteriores; el catálogo de la flora del Cono Sur (Zuloaga et al., 2008), la Enciclopedia de la Flora Chilena (Stark, 2013) y la base de datos del sitio web Tropicos® (Tropicos.org, 2014).

A cada especie se le asignó su origen geográfico, la forma de crecimiento y, cuando la había, su categoría de conservación. El origen geográfico y la forma de crecimiento fueron asignados según Marticorena & Quezada (1985) y sus actualizaciones posteriores, en algunos casos también fueron utilizados Matthei (1982), Zuloaga et al. (2008), Stark (2013) y la base de datos Tropicos® (Tropicos.org, 2014). La lista de  las especies endémicas regionales se obtuvo de Squeo et al. (2008b).

La asignación de las categorías de conservación al nivel nacional se realizó según el reglamento de clasificación de especies (D.S.N°75/2005 del MINSEGPRES, modificado por el D.S. Nº29/2012 del MMA), y sus decretos supremos asociados posteriores, donde se listan las especies clasificadas y su categoría de conservación, y que corresponden a: D.S. N°151/2006, D.S. N°50/2008, D.S. N°51/2008, D.S. N°23/2009 del MINSEGPRES y D.S. N°33/2011, D.S. N°41/2011, D.S. N°42/2011, D.S. N°19/2012 y D.S. N°13/2013 MMA. En el entendimiento que los listados oficiales se encuentran en desarrollo, se revisaron las propuestas Squeo et al. 2008c en el “Libro Rojo de la Flora Nativa y de los Sitios Prioritarios para su Conservación: Región de Atacama”.

La lista de la flora se complementa con información sobre su presencia en los tipos de vegetación. Para ello se hizo un muestreo usando la metodología de la Carta de Ocupación de Tierras (COT) (Etienne & Prado, 1982); con la que se clasificaron y delimitaron las unidades de vegetación, las que fueron caracterizadas en términos estructurales determinándose las especies dominantes y la composición de su flora. Aquellas formaciones dominadas por especies similares están descritas en forma conjunta, aunque se encuentren espacialmente separadas. Lo anterior permite que la descripción de la vegetación se haga desde una perspectiva ecológica, entendiendo que las variaciones de cobertura y altura responden muchas veces a condiciones locales en un mismo tipo de formación.

 

RESULTADOS

La flora de la cuenca incluye a 103 especies, distribuidas en  64 géneros y 27 familias, los detalles se muestran en la Figura 2. La lista de las especies ordenada taxonómicamente, con las asignaciones de nombre vulgar, formas de crecimiento, origen geográfico y estado de conservación se encuentra en la Tabla 1. La familia Poaceae tiene el mayor número de géneros y también de especies con un 27,2%, seguida por Asteraceae, Brassicaceae y Juncaceae.

Con respecto a las formas de crecimiento, las hierbas perennes dominan el espectro con un poco más del 66% (68 especies), seguidas por la hierbas anuales con cerca del 23% (24), los arbustos con menos del 10% (10) y las suculentas con menos del 1% (una especie). El detalle de los valores de los porcentajes está en la Figura 3 .

La mayor parte de las especies son nativas con un 92% (95 especies), las endémicas de Chile representan un 5,8% (seis especies), en tanto que entre éstas, las de la Región de Atacama representan a un 2,9% (tres especies). Las especies alóctonas apenas alcanzan a un 1,9% (dos especies). El detalle de los valores y de los porcentajes se indican en la Figura 4. Las especies endémicas al nivel regional son Cruckshanksia lithiophila (Rubiaceae, Fotografía 1), Leucheria polyclados (Asteraceae, Fotografía 2) y Viola gelida (Violaceae, Fotografía 3). Al nivel nacional las endémicas son: Adesmia hystrix (Fabaceae, varilla brava, Fotografía 4), Cryptantha gnaphalioides (Boraginaceae, té de burro, Fotografía 5) y Chaetantera philippii (Asteraceae, flor de la puna, yesca, chinita lanuda, escarapela, Fotografía 6).

Las especies en categoría de conservación corresponden a 92, la mayor parte de ellas, con una categoría asignada por Squeo et al. (2008c). Al nivel nacional se han clasificado sólo dos especies: Leucheria polyclados con categoría de amenaza en peligro clasificada en el sexto proceso (D.S. 41/2011 MMA) y Maihueniopsis glomerata (Fotografía 7, , como sin prioridad inmediata, clasificada en el noveno proceso (D.S. N°13/2013 MMA). Según Squeo et al. (2008c) al nivel regional, Senecio eriophyton (Asteraceae, chachacoma) está clasificada como en peligro (Fotografia 8); mientras que Maihueniopsis glomerata (Cactaceae, chuchampe), Oriastrum achenohirsutum (Asteraceae) (Fotografía 9), Pachylaena atriplicifolia (Asteraceae, oreja de chancho o hierba santa, Fotografia 10) y Senecio seghetii (Asteraceae, Fotografía 11) como vulnerables.

Cuatro especies consideradas como “insuficientemente conocida y probablemente extinta” para la Región de Atacama según Squeo et al. (2008c), fueron registrada en este trabajo: Chenopodium philippianum (Chenopodiaceae, chápir), Jaborosa squarrosa (Solanaceae) Oriastrum revolutum (Asteraceae) y Petroravenia werdermannii (Brassicaeae).

Es importante destacar que durante este estudio se amplió la distribución de dos especies. El primer caso, y el más destacado, corresponde a Poa brevis (Poaceae ), especie originaria del Perú que se registra en Chile por primera vez; es una Poaceae cuya localidad típica es Tambo de Vaca, situada a 4000 m de altitud, el área que se describe como húmeda, musgosa y rocosa, en tierras altas y abiertas (Soreng et al., 2003). El segundo caso corresponde a Downingia pusilla (Campanulaceae), que según Stark (2013) crece desde la Región de Coquimbo hasta la de Aysén, entre los 0 y 3200 m de altitud y, al igual que la especie anterior, se registró en los humedales.

La vegetación zonal se caracteriza por presentar las distintas formaciones características de la estepa altoandina: matorrales bajos con dominancia de especies del género Adesmia, pajonales con dominancia de Pappostipa, y otras formaciones menos representativas como herbazales y tundras, que presentan una cobertura vegetal variable según el periodo estacional e interanual, ya que se componen mayoritariamente por hierbas de hábito anual.

Con respecto a la vegetación de tipo azonal, ésta se distribuye en forma discontinua en el sector, aunque generalmente los parches están conectados entre sí. Son formaciones mixtas de tipo vega-pajonal hídrico, dominados por especies de Juncus y Deyeuxia en las zonas más saturadas del río Nevado, o pajonales hídricos con dominancia de gramíneas como Deyeuxia y Festuca en las zonas con mayor flujo de agua superficial a lo largo de los ríos Nevado y La Gallina. En algunos de estos pajonales azonales crece Petroravenia werdermannii, clasificada como posiblemente extinta en la Región.

Al analizar la distribución de la flora por tipo de vegetación (Tabla 2), se observa que la riqueza de la vegetación azonal alcanza a 72 especies, mientras que la zonal, a 85.

La distribución de las unidades de vegetación obtenidas con base en la metodología de la Cartografía de Ocupación de Tierras se muestra en la Figura 5. Si se analiza la vegetación zonal por tipo de formación, se aprecia que el matorral de Adesmia aegiceras, acerillo o añahua, aporta la mayor riqueza con 64 especies, siendo la formación más extendida en torno a la cuenca del río Nevado. En ella crecen Leucheria polyclados, una especie endémica regional clasificada como en peligro al nivel nacional y Maihueniopsis glomerata, Pachylaena atriplicifolia y Senecio eriophyton en categorías de amenaza al nivel regional. Cruckshanksia litiophila, endémica regional y Oriastrum revolutum, especie propuesta como posiblemente extinta en la Región crecían también en esta formación. En el matorral de Adesmia hystrix (varilla brava) crecen 45 especies; la formación se distribuye principalmente en los fondos de la Quebrada Seca y La Gallina y en algunas laderas de menor altitud, en la confluencia de las tres quebradas. En ella se registró a Chenopodium philippianum y Jaborosa squarrosa, especies clasificadas como insuficientemente conocidas o extintas en la Región. El matorral de Adesmia echinus (cuerno o espinillo) se desarrolla mayoritariamente en la quebrada de La Gallina y su riqueza llega a las 19 especies; Petroravenia werdermannii especie clasificada como posiblemente extinta en la Región se ubica en esta formación. Las formaciones de tipo “herbazal” reúnen a 23 especies, éstas se desarrollan ampliamente por toda la cuenca, en las zonas planas o con baja pendiente. Las formaciones de tipo “pajonal”, se distribuyen en forma discontinua en laderas de mayor altitud y alcanzan a 22 especies. Petroravenia werdermannii especie clasificada como posiblemente extinta en la Región se ubica en esta formación. La formación de “tundra”, es una vegetación con baja cobertura y se desarrolla sobre 4000 m hasta el límite de altitud de la vegetación, en ella crecen unas10 especies entre ellas Viola gelida, endémica regional.


 

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

 

La flora de las cuencas de los ríos Nevado, La Gallina y Quebrada Seca alcanza a unas 103 especies, las que representan un 9,4% de la flora de la Región de Atacama. La familia Poaceae (Gramineae) es la más representativa de esta zona con un 26,9% de las especies y también en la fisonomía de la vegetación. Entre las formas de crecimiento predominan fuertemente las hierbas perennes (66 %), buena parte de ellas también gramíneas. El origen geográfico más frecuente es el de nativa con un 92,2% de las especies; de ellas las endémicas de Chile alcanzan un 5,8% (6), Viola gelida, fue recientemente descrita como parte de los estudios asociados al levantamiento de la línea base del proyecto minero Cerro Casale (Watson et al. 2013).

Las especies clasificadas según su categoría de conservación al nivel regional (Squeo et al., 2008 c) alcanzan un número importante en relación con el número total de especies del área, llegando al 89,3% (92 especies), sin embargo, apenas dos de ellas se encuentran clasificadas al nivel nacional: Leucheria polyclada y Maihuenopsis glomerata. Uno de los hallazgos más relevantes de este trabajo fue el registro de cuatro especies que se creían extintas en la Región (Squeo, 2008c); Chenopodium philippianum, Jaborosa squarrosa, Oriastrum revolutum y Petroravenia werdermannii.

La riqueza de la flora zonal con 85 especies fue mayor que la azonal (72). Si se analizan las comunidades de la vegetación zonal se tiene que el matorral de Adesmia aegiceras (acerillo o añahua) es el de mayor riqueza con 64 especies, mientras que la tundra, la de la menor con diez.

Las especies que se creían extintas por Squeo et al. (2008c), están distribuidas en todos los tipos de comunidades de tipo zonal salvo en la tundra; sólo una de ellas crecía en las comunidades azonales (humedales). Por su parte, las especies en categoría de conservación con grado de amenaza se distribuyeron en todos los tipos de vegetación zonal, aunque mayoritariamente en el matorral de Adesmia aegiceras, en la vegetación azonal se detectó sólo una de ellas.

Como resultado de este estudio se registró por primera vez en Chile Poa brevis, una especie originaria de Perú, y se amplió la distribución a nivel nacional de Downingia pusilla, no descrita para la Región de Atacama.


 

AGRADECIMIENTOS

Los autores expresan sus agradecimientos a la Gerencia de Medio Ambiente y al personal del campamento de la Compañía Minera Cerro Casale, de Barrick Gold; así como a MWH Chile, por su apoyo operativo, y por permitir hacer públicos los datos obtenidos para el estudio de línea base de la optimización del proyecto minero Casale con un enfoque distintos a los publicados en el ya aprobado Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

A J. Macaya-Berti, S. Teillier , A. Flores y P.F. Ravenna les agradecemos por sus determinaciones de las plantas.

Finalmente expresan sus agradecimientos a los profesionales de Cedrem Consultores, Katherine Alarcón, María Victoria Perry, Rodrigo Lasen, Karina Gómez, Pedro Pablo Barahona, Felipe Reyes que participaron o apoyaron los trabajos en las diferentes campañas de terreno.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

ETIENNE M. & C. PRADO. 1982. Descripción de la vegetación mediante la cartografía de ocupación de tierras (COT). Ciencias Agrícolas Nº 10. Facultad de Ciencias Agrarias, Veterinarias y Forestales. Santiago, Chile. Universidad de Chile. 117 p.

GAJARDO R. 1994. La vegetación natural de Chile. Santiago, Chile. Editorial Universitaria. 165 p.

LETELIER L., FA. SQUEO, G. ARANCIO, A. MARTICORENA, M. MUÑOZ-SCHICK, M.T.K. ARROYO, P. LEÓN-LOBOS, S. MONTECINO & GUTIÉRREZ J.R. 2008. Diversidad vegetal de la región de Atacama; 7: 123-135. En: Squeo FA., G. Arancio & JR. Gutiérrez (2008) Libro Rojo de la Flora Nativa y de los Sitios Prioritarios para su Conservación: Región de Atacama. Ediciones Universidad de La Serena, La Serena. xvi + 456 p.

LUEBERT F. & P. PLISCOFF. 2006. Sinopsis bioclimática y vegetacional de Chile. Santiago, Chile. Editorial Universitaria. 316 p.

MARTICORENA C & M QUEZADA. 1985. Catálogo de la flora vascular de Chile. Gayana Botánica (Chile) 42 (1-2): 1-157.

MATTHEI O.R. 1982. El género Festuca (Poaceae) en Chile. Gayana Bot. 37:1-62.

MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE. 2012 a. Decreto Supremo N° 33/2011. Aprueba y oficializa clasificación de especies según su estado de conservación, quinto proceso. Gobierno de Chile. Diario oficial de la República de Chile, 27 de febrero de 2012.

MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE. 2012 b. Decreto Supremo N° 41/2011. Aprueba y oficializa clasificación de especies según su estado de conservación, sexto proceso. Gobierno de Chile. Diario oficial de la República de Chile, 11 de abril de 2012.

MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE. 2013. Decreto Supremo N° 19/2012. Aprueba y oficializa clasificación de especies según su estado de conservación, octavo proceso. Gobierno de Chile. Diario oficial de la República de Chile, 11 de febrero de 2013.

MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE. 2013. Decreto Supremo N° 13/2013 del. Aprueba y oficializa clasificación de especies según su estado de conservación, noveno proceso. Gobierno de Chile. Diario oficial de la República de Chile, 25 de julio de 2013.

MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA. 2005. Decreto Supremo N° 75/2005. Reglamento para la clasificación de especies silvestres (Santiago, Chile). Gobierno de Chile, 11 de mayo de 2005. 5 pp. (Modificado por el Decreto Supremo N° 29/2012 MMA).

MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA. 2007. Decreto Supremo N° 151/2006 Ministerio Secretaría General de la Presidencia. Aprueba y oficializa nómina para el primer proceso de clasificación de especies según su estado de conservación. Gobierno de Chile. Diario oficial de la República de Chile, 24 de marzo de 2007.

MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA. 2008. Decreto Supremo Nº 50/2008. Aprueba y oficializa nómina para el segundo proceso de clasificación de especies según su estado de conservación. Gobierno de Chile. Diario oficial de la República de Chile, 30 de junio de 2008.

MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA. Decreto Supremo N° 51/2008. Aprueba y oficializa nómina para el tercer proceso de clasificación de especies según su estado de conservación. Gobierno de Chile. Diario oficial de la República de Chile, 30 de junio de 2008.

MINISTERIO SECRETARÍA GENERAL DE LA PRESIDENCIA. 2009. Decreto Supremo N° 23/2009. Aprueba y oficializa nómina para el cuarto proceso de clasificación de especies silvestres según su estado de conservación. Gobierno de Chile. Diario oficial de la República de Chile, 7 de mayo de 2009.

OSPINA J.C, S. ALISCIONI & S. DENHAM. 2013. Estudios taxonómicos en el género Festuca L. (Poaceae) de Argentina y Chile. Gayana Bot. 70(1):1-15.

SORENG R., P. PETERSON, G. DAVIDSE, E. JUDZICWICZ, F. ZULOAGA, T. FILGUEIRAS & MORRONE O. 2003. Catalogue of New world grasses (Poaceae): IV. Subfamily Pooideae. Contrinutions from the Unites States National Herbarium, volume 48. 730p.

SQUEO FA., G. ARANCIO, J.R. GUTIÉRREZ, L. LETELIER, M.T.K. ARROYO, P. LEÓN-LOBOS & RENTERÍA-ARRIETA L. 2008a. Flora amenazada de la región de Atacama y Estrategias para su conservación. Ediciones Universidad de La Serena, Chile; 1:1-6.

SQUEO FA., M.T.K. ARROYO, A. MARTICORENA, G. ARANCIO, M. MUÑOZ-SCHICK, M. NEGRITTO, G. ROJAS, R. RODRÍGUEZ, A.M. HUMAÑA, E. BARRERA & MARTICORENA C. 2008b. Catálogo de la Flora Vascular de la Región de Atacama; 6: 97-120. En: Squeo FA., G. Arancio & JR. Gutiérrez (2008) Libro Rojo de la Flora Nativa y de los Sitios Prioritarios para su Conservación: Región de Atacama. Ediciones Universidad de La Serena, La Serena. xvi + 456 pp.

SQUEO FA., G. ARANCIO, L. LETELIER, A. MARTICORENA, M. MUÑOZ-SCHICK, P. LEÓN-LOBOS & ARROYO M.T.K. 2008c. Estado de conservación de la Flora Nativa de la Región de Atacama; 4: 45-59. En: Squeo FA., G. Arancio & JR. Gutiérrez (2008) Libro Rojo de la Flora Nativa y de los Sitios Prioritarios para su Conservación: Región de Atacama. Ediciones Universidad de La Serena, La Serena. xvi + 456 pp.

STARK D. 2013. Enciclopedia de la Flora Chilena. Consultado 02 jul. 2014. Disponible en http://www.florachilena.cl/2009/.

THE INTERNATIONAL PLANTS NAMES INDEX (IPNI). 2004. Consultado 24 ene. 2011. Disponible en http://www. ipni.org.

TROPICOS.ORG. Missouri Botanical Garden. Consultado 02 jul. 2014. Disponible en http://www.tropicos.org.

WATSON J., MP. CÁRDENAS, A. FLORES, J. MACAYA, H. JIMÉNEZ & J. BARRÍA.
2013. Viola gelida, a new, rare and vulnerable rosulate species from the high Andes of Atacama Region, Chile. Gayana Bot. 70(2): 390-394. Comunicación breve.

ZULOAGA, F.O., MORRONE O. Y BELGRANO, M.J. 2008. Catálogo de las plantas vasculares del Cono Sur (Argentina, Sur de Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay). Missouri Botanical Garden Press. Saint Louis. Consultado 02 jul. 2014. Disponible en http://www2.darwin.edu.ar/Proyectos/FloraArgentina/FA.asp


Citar este artículo como:

Marambio,S., M.P. Cárdenas, J. Barría & H. Jiménez. 2014. Contribución al conocimiento de la flora vascular de la cuenca altoandina del rio Copiapó: valles de los ríos Nevado, La Gallina y Quebrada Seca, Región de Atacama, Chile. Chloris Chilensis Año 17 N° 2. URL://WWW.chlorischile.cl


Volver a la portada