Año 10. Nº 1


Editorial

 

Convocar es el verbo exacto para definir el objetivo de esta publicación. En efecto, la idea central de esta cyber-revista, que existe solamente on-line, es convocar a los botánicos a participar en estas páginas electrónicas cuyo fin es difundir el conocimiento de la flora y la vegetación de Chile y de los países vecinos.

 

Convocamos a participar en Chloris Chilensis -revista chilena de flora y vegetación- a todos los botánicos: a los botánicos-biólogos, a los botánicos-profesores, a los botánicos-agrónomos, a los botánicos-forestales, a los botánicos-paisajistas; en fin, a todos quienes tengan algo que publicar que supongan sea de interés para el resto de sus colegas. Convocamos, además, a nuestros amigos de países vecinos a publicar sus trabajos con nosotros en la idea de ir transformando a Chloris Chilensis en una Chloris Austro-americana.

 

Esta convocatoria la dirigimos tanto a los botánicos consagrados como a los jóvenes. Respecto de éstos, queremos que encuentren aquí un medio permanente de difusión de sus seminarios, tesis y proyectos relacionados con la botánica de las plantas vasculares y los musgos.

 

Queremos construir una revista en la que encuentren espacio los artículos sesudos y las pequeñas notas taxonómicas; los hallazgos de flora, nacionales y regionales; las fenologías de las especies nativas; y los estudios de vegetación que se realizan a partir de las diversas ópticas que conforman el ámbito de la ecología de las plantas. Queremos abrir espacios también para el conocimiento de la historia de la botánica en Chile. Finalmente queremos servir de punto de encuentro para opiniones y noticias generadas desde todos los centros donde se esté aportando a la "Ciencia Amable"-Linneo dixit.

 

Estamos muy satisfechos por entrar en el año 10 de existencia de Chloris Chilensis, lo que a todas luces parecía alguna vez casi inalcanzable. Agradecemos a todos los autores que número tras número nos envían sus colaboraciones.

 

En este número encontrarán una serie de artículos entre los que destacan la etnobotánica del maguey en Sudamérica, una revisión de los Oxalis que se cultivan como ornamentales en nuestro país, la adición a la flora de Chile de una alóctona acuática y un catálogo de gramíneas advenas en la Región de Magallanes. De manera muy especial publicamos una clave para las especies de musgos que crecen en al estación biológica Senda Darwin, en Chiloé, que esperamos sirva de ayuda y motivación para que los botánicos jóvenes y los no tan jóvenes se interesen en el estudio de este grupo de plantas tan olvidado en nuestro país. En nuestro artículo clásico encontrarán una lista, puesta al día, de las especies del Abate Juan Ignacio Molina.

 

Esperamos que los artículos les sean de utilidad y una vez más les agradecemos a los autores por habérnoslos confiado.

 

Reiteramos nuestros agradecimientos a los más de 2000 visitantes (promedio diario) que nos visitan desde Chile y sus vecinos, pero también desde Colombia, México, Uruguay, España, Brasil, Estados Unidos, Polonia, Alemania, Francia, Italia e incluso de Japón.

 

Los invitamos a enviar desde ya trabajos para un próximo número que a más tardar saldrá el segundo semestre de este año.  Para ello sólo tienen que seguir las instrucciones que se encuentran en el link para los autores y comunicarse con los editores a la dirección electrónica: steillier@chlorischile.cl

 

¡Esperamos vuestra colaboración!


Volver a la portada