Año 11. Nº 1


JARDÍN BOTÁNICO DE LA UNIVERSIDAD DE TALCA (TALCA, CHILE):

UNA ALTERNATIVA PARA LA EDUCACIÓN, PROTECCIÓN Y CONSERVACIÓN

DE LA VEGETACIÓN

 

Persy Gómez & Steffen Hahn

Jardín Botánico, Universidad de Talca

jbotanico@utalca.cl

( ENGLISH VERSION)

En Chile existen aproximadamente 5200 especies de plantas nativas, de las que 2630 (51%) son endémicas y sobre un 60% de ellas crece en Chile central (Marticorena, 1990). Para la flora vascular de la Región del Maule se conocen alrededor de 60 especies endémicas, para muchas de las cuales no se conoce su distribución geográfica exacta y/o autoecología  (Gómez & Hahn, 2007); más aún, un alto porcentaje de ellas, aproximadamente un 80 %, no está incluida en los sitios prioritarios del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE).

 

Si se considera que en las últimas décadas el acelerado desarrollo tecnológico e industrial del país ha generado un efecto negativo sobre muchas áreas del territorio nacional, afectando peligrosamente el estado de conservación de muchas especies y comunidades vegetales; la adopción de medidas de conservación de la biodiversidad se hace imprescindible. Es en este contexto donde cobra mayor sentido este nuevo aporte de la Universidad de Talca a la cultura y la naturaleza del país, el establecimiento de un jardín botánico.

 

En la actualidad la importancia de los jardines botánicos en la conservación de las especies amenazadas de extinción es reconocida (Wyse Jackson  & Sutherland 2000) al formar parte de las estrategias de conservación ex situ para mantener la biodiversidad vegetal, recomendadas por la Unión Internacional para la Conservación (IUCN), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y la Organización Internacional para la Conservación en Jardines Botánicos (BGCI), publicada en la Estrategia para la Conservación en Jardines Botánicos, en 1989.

 

En Chile la historia de los jardines botánicos comenzó con Rodulfo Armando Philippi, un botánico alemán que fue contratado por el gobierno de Chile para encabezar el Museo Nacional y proyectar un jardín botánico (Gunckel, 1950). El proyecto fue concretado en 1876 pero la Sociedad Nacional de Agricultura no otorgó la totalidad del terreno para el jardín. Esta situación fue solamente una de las diferentes razones por la cual el desarrollo de los jardines botánicos ha sido postergado. Actualmente existen seis jardines botánicos: el jardín botánico de Antofagasta (año de la creación 2003), el jardín botánico nacional de Viña del Mar (1952), el jardín botánico de Valdivia, que depende del Departamento de Botánica de la Universidad Austral de Chile (1971), el proyecto del jardín botánico Chagual iniciado en 2001, el jardín botánico de Punta Arenas y el jardín botánico de la Universidad de Talca.

 

En el 2001 comenzó el interés del ex rector de la Universidad de Talca, Dr. Álvaro Rojas Marín de crear un jardín botánico en esta universidad. Con este propósito se realizó un proyecto para su construcción, junto con un convenio con la Universidad de Dresden, Alemania, que permitió tener la asesoría del ingeniero en protección del medio ambiente, Steffen Hahn, (actual director). En el proyecto se determinaron funciones y metas concretas, que, entre otras, consideraban las necesidades de docencia e investigación de las Facultades de Ciencias Agrarias, Ciencias Forestales e Instituto de Biología Vegetal y Biotecnología, así como la creación de un espacio de esparcimiento cultural para la ciudad y la región. Durante el año 2002 se comenzó la construcción del vivero para establecer almácigos de las plantas que crecerían posteriormente en condiciones naturales. Simultáneamente se adquirieron las semillas y esquejes de especies de flora exótica y nativa, mediante la compra y colectas en terreno.

 

Entre el 16 y 19 de Enero de 2006, en el campus Lircay de la Universidad de Talca, se realizó la XVII reunión anual de la Sociedad de Botánica de Chile, ocasión en que se inauguró la primera sección del jardín botánico de esta universidad y luego en mayo de 2007 en la misma institución fue organizada la primera reunión de jardines botánicos de Chile.

 

En esta primera reunión bajo el slogan “investigación, conservación y paisajismo”, asistieron más de 200 personas de diferentes países (Alemania, Colombia, Argentina, Irlanda e Italia), y entre ellas: académicos, investigadores, profesionales, estudiantes y público en general.

 

Entre los objetivos del jardín botánico de la Universidad de Talca, se encuentran; recrear la diversidad vegetal de la Región del Maule, de Chile y del mundo, conservar ex situ plantas raras y amenazadas, apoyar la actividad docente y de investigación y generar espacios de educación y esparcimiento para la comunidad (Figuras 1 y 2). Una de las prioridades de este jardín es la conservación de la flora nativa endémica de la Región del Maule (VII). Al respecto, en el marco de las actividades realizadas para el establecimiento del jardín se redescubrió a Adesmia bijuga Phil. (Fabaceae), una especie endémica de la región que no había sido colectada durante los últimos 120 años. Sobre esta base se han iniciado trabajos tendientes a su propagación y a conocer acerca de la viabilidad de las semillas y aspectos ecológicos de la planta. También en este momento se esta trabajando en la recolección de semillas de otras especies endémicas con el objetivo de conservación ex situ (Figura 3). Entre estas especies se encuentran: Calydorea chilensis M. Muñoz, Calceolaria auriculata Phil., Austrocactus philippii (Regel et Schmidt) Buxbaum & Ritter, Anemone moorei Espinoza, Calceolaria pallida Phil., entre otras.

 

Como metodología, luego de la recolección, una porción de las semillas es sembrada en el jardín botánico de la Universidad de Talca y la otra parte es mantenida en el banco de semillas del INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria), Vicuña, Chile, con el objetivo de colaborar con el proyecto Millennium Seed Bank del Royal Botanic Gardens Kew (P. León-Lobos, 2003).

 

El jardín botánico de la Universidad de Talca esta localizado acerca de 270 km al sur de Santiago en el valle central de Chile. Las coordenadas son 35°23’42” l.s-71°40’42” l.w. Este se encuentra entre los 96 y 103 m de altitud, con un clima mediterráneo, una temperatura promedio de 14.3º y un promedio de lluvia  de 676.2 mm, las que se registran mayormente en invierno. El jardín cubre 13 hás, en las que se incluyen formaciones vegetales presentes en Chile y el extranjero.  Hasta ahora se han trabajado aproximadamente 7 hás, las que están habilitadas para el acceso libre al público. Para representar las formaciones vegetales chilenas, se cuenta con 3,5 hectáreas, las que se están trabajando según las características edáficas de los distintos sectores del jardín, procurando representar la mayor diversidad de formaciones posibles. Por ahora se tiene parcialmente representado el bosque esclerofilo de Chile central,  los palmares de Jubaea chilensis, la sabana de Acacia caven y el matorral xerofítico. Se ha iniciado la construcción de otras áreas dedicadas a las formaciones vegetales del mundo, entre las que se encuentran elementos del bosque mesofítico mixto de América del Norte, el bosque caducifolio de Europa central y  el bosque esclerofilo de la región Australiana, entre otros. Los árboles y arbustos de este sector se están adaptando a las condiciones climáticas.

 

Paralelamente se ha creado un huerto demostrativo, en el que se cultivan plantas de utilidad agrícola; Capsicum (ají), Gossypium (algodonero) y plantas herbáceas nativas como Poáceas, Alstroemeria, Calceolaria y diferentes tipos de especies de hierbas con bulbos, esto con el fin de evaluarlas como potenciales plantas ornamentales.

 

El jardín botánico de la Universidad de Talca comienza a ser una realidad y constituirá un espacio para la recreación y la cultura para la ciudad, la región y el país, pero, por sobre todo, será una instancia de respeto a la naturaleza y a la vida. Es fácil amar, conservar y proteger, lo que es conocido.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 GÓMEZ, P & S. HAHN. 2007. Flora endémica de la VII Región del Maule, una revisión y desafíos futuros. Libro de resúmenes de la Primera Reunion de los Jardines Botánicos de Chile. p.21

GUNCKEL, H. 1950. Breve historia del antiguo jardín botánico de la Quinta Normal  de Santiago de Chile. Farm. Chilena 24(12): 537-542.

P. LEÓN-LOBOS, M. WAY, H. PRITCHARD, A. MOREIRA-MUÑOZ, M. LEÓN & F. CASADO. 2003. Conservación ex situ de la flora de Chile en banco de semillas. Chloris Chilensis, Año 6, Nº 1. http://www.chlorischile.cl.

MARTICORENA, C. 1990. Contribución a la estadística de la flora vascular de Chile. Gayana Bot. 47: 85-114.

 WYSE- JACKSON, P. S. & L.A.  SUTHERLAND. 2000. International Agenda for Botanic Gardens in Conservation. Botanic Gardens Conservation International, U.K.


Citar este trabajo como:

Gómez, P. & S. Hahn, 2008. El jardín botánico de la Universidad de Talca (Talca, Chile): una alternativa para la educación, protección y conservación de la vegetación.

Chloris Chilensis Año 11. N° 1. URL: http://www.chlorischile.cl


VOLVER A LA PORTADA